miércoles, 26 de enero de 2011

Los afectados de la PO-308 conocerán el nuevo proyecto a finales de este mes

Fuente: FARO DE VIGO

Noticia recogida de prensa escrita.

Martes 18 de Enero de 2011

La Plataforma espera ver recogidas sus alegaciones para que comiencen las obras

T. Medrano - Sanxenxo

Tras meses de protestas, alegaciones y escritos, los afectados de la carretera PO-308 esperan con ansia la llegada del proyecto reformulado para el vial, prevista para finales de mes, según adelantó ayer el portavoz de la plataforma vecinal, José Luis Prieto, despúes de una reunión con el edil de infraestructuras del concello, Tino Sanmartín.

El conflicto se desbloqueó el pasado diciembre cuando el gobierno local arrancó de la Xunta una promesa de reformulación de las obras que se acometerán entre la rotonda del Boavista (en Portonovo) a la de A Lanzada, y perjudicaban los intereses turísticos y hosteleros de la zona.

La plataforma - integrada por vecinos, Entretendas y CETS - ya se mostró optimista tras acompañar a los técnicos de TecPro - la empresa encargada de elaborar el proyecto -, y a los representantes del concello en su visita al vial, donde se les dijo que se recogerían sus alegaciones.

"Va a haber cambios bastante importantes, esperamos que se recoja todo lo que propusimos para dar luz verde al proyecto, porque nosotros nunca estuvimos en contra” apunta Prieto, que explicó además que el concellos se reunirá con ellos una vez conozca el nuevo plan para la zona. El portavoz vecinal reconoce, sin embargo, que “si no estamos de acuerdo con las modificaciones volveremos a discutirlo”.

Entre los cambios, consensuados por el concello y afectados, propuestos a la Xunta estaban la supresión de las vías de servicio, la conversión de las medias rotondas en rotondas completas, la distancia entre los pasos de peatones y el mantenimiento de las zonas de aparcamiento en el casco urbano.

Fuera de presupuesto

Lo que parece que sí se quedará fuera de la reformulación del proyecto es una de las propuestas de los vecinos de Noalla y los hosteleros de la zona, que pretendían que la reforma no se frenase en la rotonda de A Lanzada, sino que llegase a la de O Vao, para legalizar así el único paso de cebra que da acceso al arenal a los vecinos y turistas, situado a la salida de la rotonda.

Tras la reunión de diciembre sobre el terreno, el portavoz de la plataforma ve difícil la inclusión de este tramo ya que “ sería una obra prácticamente nueva para la que no hay ni proyecto, ni presupuesto, ni expropiaciones y que además podría hacerse en cualquier momento”

Lo mismo ocurriría, añadió, con otras peticiones realizadas a posteriori como la construcción de aceras en Canelas, “en la parte de arriba de la carretera, para donde tampoco hay expropiaciones”.

La Xunta podría variar el terreno a expropiar a cada vecino

La revisión del proyecto de reforma del vial traerá otras consecuencias. Las modificaciones que se esperan en el nuevo documento, como la supresión de las vías de servicio que se extendían prácticamente por todo el tramo afectado – haciendo incompatibles los aparcamientos en paralelo a la calzada- podrían influir sobre la cantidad de terreno que la Xunta de Galicia debería expropiar a cada vecino.

José Luis Prieto explicó que, según lo hablado con los técnicos sobre el terreno, aunque no se modificará el número de afectados, si podría disminuir la porción de terreno a ceder, hasta en un cincuenta por ciento.

La comunicación de las expropiaciones no se hará hasta Abril o Mayo. Entonces la Xunta tratará con cada afectado el precio de compra del terreno.

NOTA: Recomendamos leer la prensa escrita porque no aparece todo el contenido en internet.