jueves, 6 de octubre de 2011

La Plataforma por la seguridad vial en la PO 308 no pierde de vista el problema de As Salinas...

El Concello y la Plataforma de la PO-308 valoran cinco alternativas en As Salinas

E. L. > SANXENXO

Cruzar en la zona de As Salinas resulta peligroso para los peatones.
La Plataforma por la seguridad vial en la PO 308 no pierde de vista el problema de As Salinas, donde los peatones se ven obligados a cruzar una carretera de alta densidad de tráfico para acceder a la playa de A Lanzada. Las características del vial llevaron a la Consellería a borrar un paso de peatones que había sido pintado por el Concello, a pesar de carecer de competencias sobre él.

Tras la reunión mantenida la pasada semana por la directiva con la Xunta para conocer el proyecto final, habían fijado con Tino Sanmartín, concejal de Obras, un nuevo encuentro para analizar sobre el terreno la situación del paso de peatones de As Salinas.

Roberto Garrido y Juan José Portela acompañaron ayer al edil y barajaron hasta cinco posiblidades para dar solución al problema de seguridad vial que se genera en este punto.

La primera de ellas, ya ofrecida por Telmo Martín en el año 2003, consiste en llevar una pasarela de madera desde el final de las aceras de A Revolta hacia la curva de O Bao y bajarla hacia un paso de agua de 1,80 metros situado bajo la carretera. Posteriormente llevar otra pasarela de madera hacia la que hizo Costas. Esta opción impediría que el peatón tocase la carretera en ningún tramo.

La segunda opción, barajada ya por Catalina González en el 2009, es trasladar a los peatones desde la salida actual 400 metros hacia la rotonda de O Bao y hacerlos pasar también por debajo de la carretera y hacer otra pasarela hacia la existente de Costas. También evitaría que los peatones tuviesen que tocar la carretera.

La tercera opción estudiada ayer sería desviar a los peatones por la pista de Santa Marta, pasar por debajo de la vía rápida y cruzar frente a la actual caseta de información turística. La dificultad que ven a esta posibilidad es que el tramo de carretera no reúne las condiciones mínimas de seguridad para poder pintar un paso de peatones.

La cuarta opción consiste en desviar a los peatones por la pista de Santa Marta, pasar por debajo de la vía rápida, pasar por detrás de la antigua discoteca No y salir al lado del taller. En este caso los peatones sólo cruzarían una pista de menor circulación, pero al final tendrían que cruzar la carretera al lado del quiosco de madera.

Y como quinta alternativa barajada ayer por vecinos y Concello está la colocación de una pasarela elevada “pero hay que contar con el posible impacto visual”.

NOTA: Recomendamos leer la prensa escrita porque no aparece todo el contenido en internet.