martes, 29 de julio de 2014

El desdoblamiento de la vía rápida, en el tramo que une Sanxenxo y O Grove, no es una prioridad para la Xunta.

CETS y Hostelería piden la supresión del peaje de la AP-9 en el acceso a O Salnés


El desdoblamiento de la vía rápida, en el tramo que une Sanxenxo y O Grove, no es una prioridad para la Xunta. Así lo confirmó ayer en Cambados la conselleira de Medio Ambiente, que sí aseguró que disponen del proyecto del trazado pero también aseguró que la ubicación geográfica de este vial, en zona de especial protección, obliga a una compleja tramitación de informes y estudios, que se está dilatando.
Al margen de la tramitación administrativa de este expediente, Ethel Vázquez dejó caer que la prioridad de la Xunta en unos momentos de escasos recursos económicos iba más por ejecutar proyectos de seguridad vial y mejoras en el firme, que por asumir la millonaria inversión que supone este pequeño tramo de desdoblamiento.
Sobre la influencia esta obra en los atascos no se pronunció la conselleira, que se limitó a responsabilizar a Fomento de lo ocurrido este fin de semana.
La falta de precisión de la conselleira sobre una posible fecha para la ejecución de una obra que evitaría los monumentales atascos tan característicos en O Salnés durante el verano fue acogida con resignación tanto por el Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo, CETS, como por la Asociación de Hostelería de O Grove.
Los presidentes de ambos colectivos coinciden en que el desdoblamiento sería la solución a las retenciones de tráfico, tanto en los accesos a las playas como a los establecimientos hoteleros de ambas localidades.
Y a no poder hacerse realidad, ambos coinciden también en que una buena medida que podría adoptar la Xunta sería negociar con Audasa la supresión del peaje de O Salnés.
En este sentido, Alejandro Touriño, presidente del CETS, es contundente. Cree que las fuertes retenciones que se repiten verano tras verano suponen un grave perjuicio para los empresarios de la comarca. Y acusa a Audasa no tomar medida alguna para solventar un problema que es previsible. “Cada vez son más los medios mecánicos que tienen en el peaje y menos los humanos”, reflexiona, para argumentar que en ese peaje debería liberalizarse. No hacerlo supone “un agravio, ya que si los ciudadanos de O Morrazo tienen derecho a usar el puente de Rande sin pagar peaje, los que quieran desplazarse a O Salnés para disfrutar de sus hoteles o de sus playas, deberían tener el mismo derecho”.
En este sentido, insiste, y en ello coincide también Beatriz Castro, presidente de la Asociación de Hostelería de O Grove, que el empresariado comarcal “hace una aportación considerable al PIB de la provincia como para que se nos tenga en cuenta”.
NOTA: Recomendamos leer la prensa escrita porque no aparece todo el contenido en internet.