martes, 20 de enero de 2015

Afectados de Sanxenxo exigen que la nueva PO-308 no sea solo promesas


La plataforma reclama que se licite ya para dar seguridad vial a los usuarios


En el verano, miles de viandantes se desplazan a pie por arcenes casi inexistentes o en mal estado entre Portonovo y a Lanzada. CAPOTILLO
20 de enero de 2015  05:00
Las promesas de altos cargos de la Xunta se acumulan año tras año con los vecinos de Sanxenxo anunciando la inminente reforma de la PO-308, entre Portonovo y A Lanzada. La plataforma de afectados de Sanxenxo está ya cansada de escuchar estos anuncios y reclama que se cumpla de una vez lo prometido, con lo que se daría seguridad vial a los peatones y también, por lo consiguiente, a los conductores.
La plataforma solicitó hace ya meses una reunión urgente con la conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, para conocer las previsiones de la obra. La última noticia que conocen la hizo precisamente Vázquez este mes cuando anunció, en una visita a Ponte Caldelas y al ser preguntada por la prensa, que la obra de la PO-308 se licitará este año, «no prazo máis curto posible».
Desde la plataforma se reclamó que este compromiso verbal se cumpla no solo en el papel sino con hechos y que las obras puedan comenzar cuanto antes. Este proyecto no es un capricho, es una necesidad urgente que lleva cuatro años de retraso y no se puede esperar más tiempo», inciden.
En principio, nada debiera impedir la licitación de una obra que se expuso por primera vez en el 2010, pero que tuvo que ser retocada en profundidad porque el documento que la Xunta enseñó en Sanxenxo no convenció ni al Concello ni a los afectados.
En el 2011 el entonces conselleiro Agustín Hernández anunció que se iba a licitar la obra, pero, según la valoración de la plataforma, «el conselleiro vendió humo». En marzo del 2013, la entonces directora xeral de Infraestruturas y actual conselleira, Ethel Vázquez, les dijo que ese mismo año se licitaban los trabajos, pero ya ha llegado el 2015 y este trámite sigue pendiente.
«Nos sentimos anulados y abandonados por nuestros políticos, que no se vuelvan a equivocar con más promesas, no las queremos, necesitamos hechos», sostuvieron los afectados.
La titular de Medio Ambiente aseguró el pasado día 12 que el tramo que saldría a concurso sería la obra de Portonovo a A Lanzada, porque Poio, al no haber puesto a disposición de la Xunta los terrenos, aún tenía que esperar. Sobre este particular los sanxenxinos resaltaron que las cesiones de hasta seis mil metros cuadrados por parte de la comunidad de montes de Noalla estaban realizadas desde hace tiempo y que las expropiaciones particulares también. Solo falta un pequeño tramo de unos metros que, en opinión de la plataforma, no debiera ser razón para impedir el grueso de los trabajos.
Por último, este colectivo sigue esperando a que se les convoque desde la Xunta a la reunión solicitada con Vázquez, para fijar un cronograma ya no de promesas, sino de hechos.
NOTA: Recomendamos leer la prensa escrita porque no aparece todo el contenido en internet.