martes, 10 de febrero de 2015

La Xunta insta a Poio a disponer de terrenos para reformar la PO-308



Remarca que es una vía autonómica, pero que transcurre por zona urbana
Poio / La Voz, 10 de febrero de 2015. Actualizado a las 05:00 h. 0



Tras la reunión mantenida ayer entre los representantes municipales de Poio y la conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, quedó claro que el principal escollo para avanzar en la seguridad de la PO-308 pivotará en torno a los terrenos sobre los que se tendrá que actuar. Las posturas, a día de hoy, son contrarias, aunque tanto desde el Concello como desde la Xunta dan a entender que existe margen de maniobra.
Por un lado, según remarcaron desde la Administración autonómica, Ethel Vázquez instó a sus interlocutores «a colaborar coa posta á disposición dos terreos por tratarse da execución dunha obra de seguridade viaria e humanización nunha zona urbana». En este sentido, no obviaron que la carretera es de titularidad autonómica, si bien insistieron en que la misma discurre por un entorno urbano.

"De este modo, precisaron que no se puede comparar lo que se necesita en Poio con las actuaciones realizadas en el tramo entre Portonovo y A Lanzada. Así, remarcaron que, al tratarse de un zona interurbana, se dispuso de fondos europeos, al tiempo que resaltaron que, merced a un convenio del 2004, el Concello de Sanxenxo puso los terrenos a disposición de la Xunta."

Frente a esta postura, el alcalde de Poio, Luciano Sobral, se mostró contundente: «O que si lle dixemos é que nós non imos asumir costo algún polas expropiacións. De entrada, non podemos aceptar iso senón falamos de nada concreto. Non nos plantexan nin as zonas, nin os costos...».
En todo caso, el regidor municipal aludió a que desde la Xunta le trasladaron que el trazado de la PO-308 transcurre por zonas de dominio público. De ser así, entiende que ya no sería preciso expropiar estos terrenos, ni ponerlos a disposición de la Xunta.
Por su parte, Ángel Moldes, portavoz del PP en Poio, destacó que «mejora el convenio que en su día nos ofrecía el bipartito. En el tramo de Raxó teníamos que hacernos cargo del 50 % y nos obligaban a ser titulares de toda la vía. En este caso, solo hay que aportar el 15 % y solo seríamos propietarios de las aceras, no de la calzada». Ante esto, el dirigente popular tiene claro que «es una oportunidad que no podemos dejar escapar. Las condiciones son buenas. La Xunta demostró hoy -por ayer- flexibilidad».
En todo caso, ayer se acordó constituir una comisión técnica, toda vez que Ethel Vázquez insistió en el compromiso del Ejecutivo autonómico en mejorar la seguridad de la carretera de la costa. La intención es que esta comisión celebre su primera reunión el próximo 3 de marzo, un encuentro al que las autoridades municipales de Poio se comprometieron a precisar qué actuaciones priorizar. Previamente, este miércoles, la plataforma en pro de la seguridad vial en la PO-308 abordará el contenido de la reunión con la conselleira.
NOTA: Recomendamos leer la prensa escrita porque no aparece todo el contenido en internet.