martes, 4 de agosto de 2015

Gonzalo Pita pide a Costas una solución viaria para As Salinas

La jefa provincial de Costas, Cristina de Paz Curbera, se acercó este miércoles a Sanxenxo para comprobar sobre el terreno algunas de las cuestiones planteadas la pasada semana por el alcalde, Gonzalo Pita, en una reunión mantenida en Pontevedra.
El alcalde recibió a la jefa provincial de Costas acompañado por la concejala de Medio Ambiente y los ediles de Servicios y de Cultura. Se acercaron hasta la zona de las Salinas, donde desemboca el vial que une la zona de A Revolta con la carretera de A Lanzada, a la altura del paseo de madera que se adentra en la zona dunar, con el objetivo de buscar una solución al problema de falta de seguridad vial en este tramo.
Se trata de una vieja reivindicación de los vecinos de este entorno y de los hoteleros, debido a la peligrosidad que encierra la carencia de un paso de peatones para acceder a la playa de A Lanzada. Vecinos y usuarios de los hoteles demandan desde hace años alguna medida que garantice su seguridad cuando tienen que cruzar esta carretera.
Paz Curbera entiende que lo más viable es la instalación de un paso elevado.
Gonzalo Pita considera "urgente" buscar una solución a este problema, por lo que además del planteamiento que explicó a Costas, solicitará también una reunión con el responsable provincial de Carreteras para ver la posibilidad de pintar un paso de peatones o instalar un semáforo que pueda garantizar la seguridad de los vecinos cuando quieren acceder a la zona dunar.
PASARELA EN A REVOLTA
El alcalde aprovechó la buena disponibilidade de la jefa provincial de Costas para mostrarle los problemas que presenta el vial principal de conexión con A Revolta, que se anega todos los inviernos. Al tratar de un tramo muy utilizado por los vecinos del entorno, Gonzalo Pita le pidió a Costas la instalación de una pasarela que aisle del suelo y permita que los usuarios puedan transitar incluso en los días de más lluvia. En este punto insistió también el presidente de la Comunidad de Montes de Noalla, Roberto Garrido, que fue invitado por el alcalde para que pueda trasladar la jefa provincial de Costas su punto de vista al respeto.
Roberto Garrido solicitó permiso a Costas para poder limpiar las tajeas, obstruidas por tierras y acumulación de hierbas y plantas, lo que dificulta el desagüe natural de las pluviales, contribuyendo a las inundaciones en la zona.
Cristina de Paz Curbera se acercó también hasta Paxariñas, donde supervisó los trabajos realizados por Costas en esta playa y que terminaron con el acondicionamiento de una pista adoquinada que permite el acceso rodado hasta el arenal y lo facilita también para las personas con movilidad reducida. Curbera explicó que fue esta pista, así como un refuerzo en la pantalla de pivotaje instalada para frenar el derrumbamiento del talud, lo que hizo que el presupuesto inicial se disparara, llegando hasta los 700.000 euros que se invertiron finalmente.
BAÑO PORTÁTIL
Además, la concejala de Medio Ambiente, Coral González-Haba, solicitó permiso a la jefa provincial de Costas para la instalación de un baño portátil más cerca del arenal, aprovechando un pequeño espacio que dejó la propia pista. De Paz Curbera autorizó ya la actuación dejando en manos del Concello la ejecución de la misma.
La jefa provincial de Costas, Cristina de Paz Curbera, se acercó este miércoles a Sanxenxo para comprobar sobre el terreno algunas de las cuestiones planteadas la pasada semana por el alcalde, Gonzalo Pita, en una reunión mantenida en Pontevedra.
El alcalde recibió a la jefa provincial de Costas acompañado por la concejala de Medio Ambiente y los ediles de Servicios y de Cultura. Se acercaron hasta la zona de las Salinas, donde desemboca el vial que une la zona de A Revolta con la carretera de A Lanzada, a la altura del paseo de madera que se adentra en la zona dunar, con el objetivo de buscar una solución al problema de falta de seguridad vial en este tramo.
Se trata de una vieja reivindicación de los vecinos de este entorno y de los hoteleros, debido a la peligrosidad que encierra la carencia de un paso de peatones para acceder a la playa de A Lanzada. Vecinos y usuarios de los hoteles demandan desde hace años alguna medida que garantice su seguridad cuando tienen que cruzar esta carretera.
Paz Curbera entiende que lo más viable es la instalación de un paso elevado.
Gonzalo Pita considera "urgente" buscar una solución a este problema, por lo que además del planteamiento que explicó a Costas, solicitará también una reunión con el responsable provincial de Carreteras para ver la posibilidad de pintar un paso de peatones o instalar un semáforo que pueda garantizar la seguridad de los vecinos cuando quieren acceder a la zona dunar.
PASARELA EN A REVOLTA
El alcalde aprovechó la buena disponibilidade de la jefa provincial de Costas para mostrarle los problemas que presenta el vial principal de conexión con A Revolta, que se anega todos los inviernos. Al tratar de un tramo muy utilizado por los vecinos del entorno, Gonzalo Pita le pidió a Costas la instalación de una pasarela que aisle del suelo y permita que los usuarios puedan transitar incluso en los días de más lluvia. En este punto insistió también el presidente de la Comunidad de Montes de Noalla, Roberto Garrido, que fue invitado por el alcalde para que pueda trasladar la jefa provincial de Costas su punto de vista al respeto.
Roberto Garrido solicitó permiso a Costas para poder limpiar las tajeas, obstruidas por tierras y acumulación de hierbas y plantas, lo que dificulta el desagüe natural de las pluviales, contribuyendo a las inundaciones en la zona.
Cristina de Paz Curbera se acercó también hasta Paxariñas, donde supervisó los trabajos realizados por Costas en esta playa y que terminaron con el acondicionamiento de una pista adoquinada que permite el acceso rodado hasta el arenal y lo facilita también para las personas con movilidad reducida. Curbera explicó que fue esta pista, así como un refuerzo en la pantalla de pivotaje instalada para frenar el derrumbamiento del talud, lo que hizo que el presupuesto inicial se disparara, llegando hasta los 700.000 euros que se invertiron finalmente.
BAÑO PORTÁTIL
Además, la concejala de Medio Ambiente, Coral González-Haba, solicitó permiso a la jefa provincial de Costas para la instalación de un baño portátil más cerca del arenal, aprovechando un pequeño espacio que dejó la propia pista. De Paz Curbera autorizó ya la actuación dejando en manos del Concello la ejecución de la misma.
NOTA: Recomendamos leer la prensa escrita porque no aparece todo el contenido en internet.